jueves, 10 de abril de 2008

Ejercicio y las Altas Temperaturas

En estos últimos días hemos estado expuestos a muy altas temperaturas que nos enfrentan a un mayor riesgo de sufrir deshidratación, más aún cuando realizamos algún tipo de actividad fisica, la cual por sí misma nos eleva la temperatura corporal.
Por fortuna, las complicaciones de realizar ejercicio moderado e intenso en condiciones de altas temperatura y humedad casi siempre se pueden prevenir si se presta la atención adecuada.

De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) los tres tipos más comunes de complicaciones por calor incluyen:
  • Calambres por calor: contracciones dolorosas de los músculos, normalmente en las piernas. Se recomienda interrumpir el ejercicio, dar un masaje suave en el músculo afectado y beber muchos líquidos.
  • Agotamiento por calor: temperatura corporal alta, debilidad, náuseas, vómito, mareos, confusión y desvanecimiento. Es necesario disminuir o interrumpir el ejercicio desde los primeros síntomas además de enfriarse (ventilación, toallas con agua fría, bolsas de hielo, trasladarse a un área en la sombra o con aire acondicionado) y beber líquidos.
  • Golpe de calor (insolación): una emergencia que pone en peligro la vida y que es causada por temperaturas corporales extremadamente altas. Acuda inmediatamente a una sala de emergencia.
Medidas para prevenir las situaciones anteriores
  • Líquidos: Beber líquidos antes y durante el ejercicio es una manera importante de prevenir las complicaciones por calor. Todos nosotros necesitamos beber de 250 a 300 ml de agua cada 15 a 20 minutos durante la actividad de lo contrario nos podemos deshidratar antes de sentir sed. El agua simple es la mejor bebida para la mayoría de nosotros, sin embargo, bebidas como Gatorade y Powerade ayudan también. Las bebidas gaseosas, los jugos de frutas y las sodas no son buenas opciones.
  • Ropa: La ropa debe ser ligera y exponer tanta piel como sea posible para permitir la evaporación del sudor. También puede ser útil usar un sombrero. Siempre hay que usar bloqueadores solares.
  • Aclimatación: La primera o las dos primeras semanas de práctica en un clima caluroso y húmedo deben consistir en ejercicios ligeros, y gradualmente aumentar su intensidad.
  • Afecciones médicas: Cualquier persona enferma debe evitar hacer ejercicio en condiciones calurosas y húmedas, y reanudarlo cuando la enfermedad desaparezca por completo. Ciertos medicamentos (como los medicamentos para los resfriados) interfieren con la regulación térmica del cuerpo.
  • Hay que mantenerse alerta: Escucha y atiende las señales o sintomas de tu cuerpo como sentirte confundido, mareado, con náuseas, somnoliento o enfermo mientras hace ejercicio en un clima caluroso y húmedo, se debe pensar en las enfermedades causadas por el calor.
Te aseguramos que siguiendo estas recomendaciones lograrás seguir sacando el máximo provecho de tu entrenamiento aeróbico sin afectar tu estado de salud en días con altas temperaturas ambientales.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues tienen toda la razón con eso del calor y creo que este articulo nos da buenas ideas. Ademas quiero compartir que no hay mejor forma de cuidarnos que tomando agua. Por otro lado, me gustaría que hablaran acerca de más o menos cuantas calorías quemamos en cada una de las clases que hacemos.
gracias.
Ale